Regresar

¿POR QUÉ ME MOLESTA TANTO PERDER?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Los humildes heredarán la tierra y disfrutarán de completa paz». Salmo 37:11

Todos pensamos que cuando jugamos, vamos a ganar. Pero a veces no ganamos.Algunas veces, empatamos; y otras, perdemos. Si perder te hace pelearte con tus amigos, tirarte al suelo pataleando, irte, llorar, gritar o discutir con los demás, entonces algo está mal. En vez de aprovechar la oportunidad de jugar para hacer arnigos, o pasar un buen rato, estás dejando que el orgullo te haga daño. En el juego, como en todo lo demás, hay que ser humildes, porque nadie es más que nadie.

En los tiempos del Antiguo Testamento, se enfrentaron en varias situaciones «dos equipos»: los filisteos y los israelitas. Una vez, los filisteos les quitaron a los israelitas su botín mas preciado: el Arca del pacto. ¿Qué era el Arca? Era un mueble que simbolizaba la presencia de Dios con su pueblo, Israel. Todo el tiempo que el Arca estuvo en el país de los filisteos, ellos tuvieron problemas y enfermedades.

Muchas veces pelearnos o discutirnos con alguien y creemos que hemos ganado porque conseguirnos lo que queríamos. Sin embargo, Dios nos dice que «los humildes heredarán la tierra y disfrutarán de completa paz» (Salmo 37: 11).

¿Quiéres heredar la tierra? ¿Quiéres vivir en paz? Entonces, se humilde. Eso significa, entre otras cosas, que no te enojes cuando pierdes. Reconoce que el otro lo hizo mejor que tú y felicítalo.

 

Desafío: Fabrica una medalla y escribe «Premio al buen perdedor».