Regresar

¿CÓMO PUEDO CONTROLAR LA IRA?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Pedimos que él, con su glorioso poder, los haga fuertes; así podrán ustedes soportarlo todo con mucha fortaleza y paciencia, y con alegría». Colosenses 1: 11

Imagina que acabas de terminar de hacer una tarea para Ia escuela y te ha llevado mucho tiempo. ¡Estas contentísimo porque sabes que la maestra te va a felicitar por tu excelente trabajo! Pero, oh, oh, de pronto pasa tu hermanito corriendo al lado de Ia mesa, tira tu trabajo al piso sin querer y, por si eso fuera poco, lo pisa con sus zapatillas llenas de barro. ¿Cómo crees que reaccionarías? Seguramente con ira, gritándole a tu hermanito.Y con razón, porque lo que ha pasado es grave. Pero que tengas razón no justifica que reacciones con agresividad. La ira es algo que hay que controlar pidiendo ayuda a Jesús.

En la Biblia, en 1 Samuel 25, se cuenta algo parecido que les sucedió a David y a sus hombres. Ellos habían cuidado y protegido durante mucho tiempo a los trabajadores de un hombre rico llamado Nabal. Pero cuando David le pidió un favor a Nabal, este hombre se llenó de ira y reaccionó muy mal, rnuy agresivo, contra David. No tenía justificación para actuar así, pero lo hizo y no intentó en ningún momenta controlar su ira. ¡Que gran error!

¿Cómo te sientes cuando alguién destruye en un instante algo que te costó mucho esfuerzo lograr? Seguramente sientes ira, ¿verdad? Dios quiere que te parezcas cada vez más a Jesús, por eso Ia Biblia dice: «Pedimos que él, con su glorioso poder, los haga fuertes; así podrán ustedes soportarlo todo con mucha fortaleza y paciencia, y con alegría». Colosenses 1: 11. Aprende a soportar con fortaleza, paciencia y alegría, las cosas que no te gustan.

 

Desafío: Dibuja una torre y pinta cada piso de un color diferente.