Regresar

¿DE QUÉ ESTÁN HECHAS LAS MONEDAS?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Llévame por el camino de tus mandamientos, pues en él está mi felicidad». Salmo 119:35

La mayoría de las monedas están hechas de aleaciones de diferentes metales, para darle el peso y el color que tienen. Sabemos que en la antigüedad las monedas eran de plata y de oro, pero hoy están hechas de acero cubiertas de cobre (por ejemplo las de 1 a 5 centavos de euro); de cobre, aluminio, zinc y estaño (las de 10 a 50 centavos de euro); o de cobre, níquel y latón (las de 1 y 2 euros). También hay monedas de chocolate, pero esas no tienen valor económico, solo saben bien y ya.

En la Biblia se cuenta la historia de una moneda de plata que se le perdió a una señora y no la podía encontrar. La mujer revisó todos los lugares donde pensó que podría estar hasta que, finalmente, ¡la encontró! ¡Qué alegría habrá sentido cuando la tuvo nuevamente en sus manos! Lee la historia completa en la Biblia, en Lucas 15:8–10.

Quizá para nosotros perder una moneda no sea tan grave, pero en aquella época, y para una mujer, esa moneda era algo muy valioso. Formaba parte de la dote que se entregaba en el matrimonio al esposo, para que la administrara. La falta de aquella moneda podía ocasionar la ruptura del matrimonio. Su felicidad estaba en peligro, ¡tenía que encontrarla y la encontró!

Así como esta mujer buscó la moneda, nosotros debemos buscar a Dios para ser felices. «Llévame por el camino de tus mandamientos, pues en él está mi felicidad» (Salmo 119:35).

Desafío: Busca en tu casa algo que hace tiempo no encuentras. No te detengas hasta encontrarlo.