Regresar

¿POR QUÉ VUELAN LAS AVES?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«No tengan miedo: ustedes valen más que muchos pajarillos», Mateo 10:31

A Camila le encantan los columpios. Cuando llega al parque, va corriendo a sentarse en uno. Le encanta subir cada vez más alto. Se empuja con las piernas, cierra los ojos y se imagina que vuela. Se pregunta: «¿Por qué no puedo volar como las aves?». ¿Alguna vez te has preguntado tú por qué no puedes volar como las aves?

La respuesta es: porque no tienes alas. Las aves vuelan porque tienen alas y por la forma en que esas alas están diseñadas. Las alas hacen que el aire se mueva más rápido y se genere una presión que crea un impulso. Ese impulso es el que permite a las aves levantar el vuelo. Una de las aves que tiene el vuelo imás espectacular es el halcón. Extendiendo sus alas alcanza los 100 kilómetros por hora en vuelo horizontal. Cuando avista una presa, pasa a vuelo vertical y llega hasta 360 kilómetros por hora para abalanzarse sobre ella y cazarla.

Jesús mencionó a las aves. ¿Quieres saber que dijo? Fue esto: «No se venden dos pajarillos por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos cae a tierra sin que el Padre de ustedes lo permita. [...] Así que no tengan miedo: ustedes valen más que muchos pajarillos» (Mateo 10:29-31). Las aves son maravillosas, pero mucho más maravilloso eres tú. No lo olvides.

Desafío: Busca una pluma de ave y pégala aquí para recordar la lección de hoy.