Regresar

¿Qué diferencias hay entre la rana y el sapo?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«No tengas otros dioses aparte de mí. Éxodo 20:3

No, la rana no es la versión femenina del sapo. No, la rana y el sapo no son pareja, son dos animales distintos. ¿Has visto en los Muppets, que la rana René es macho? Es que hay rana macho y rana hembra, así como hay sapo macho y sapo hembra. La rana y el sapo son animales diferentes. Ambos son anfibios, pero se distinguen porque los sapos tienen la piel más seca, las extremidades más cortas y viven en lugares secos como la tierra; mientras que las ranas tienen la piel húmeda, las extremidades más largas y les encanta vivir en el agua.

En la Biblia se habla de las ranas. ¿Recuerdas de qué suceso fueron protagonistas las ranas? De una de las plagas de Egipto. Te encargo a ti buscar en Éxodo 8: 1-15 qué número de plaga fue la de las ranas. Dios eligió las ranas para darle una lección al pueblo egipcio. De pronto aparecieron tantas ranas por todo el país, que se volvió insoportable vivir con ellas.

Los egipcios tenían como dioses a diferentes animales, y uno de ellos era la rana. ¡Qué decepción habrán sentido cuando uno de sus «dioses» se volvió contra ellos! Muchas veces nos sucede lo mismo a nosotros: dedicamos tanto tiempo a ciertas cosas que parecen ser nuestros «dioses». Para ayudarnos, Dios nos dejó este mandamiento: «No tengas otros dioses aparte de mí» (Éxodo 20:3).

Desafío: Dibuja una rana y pégale pasto, hojas y otros materiales de diferentes tonalidades verdes para conseguir un hermoso collage.