Regresar

¿Cómo se fabrica un ladrillo?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Lo mismo si comen, que si beben, que si hacen cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios». 1 Corintios 10:31

El ladrillo tiene una fabricación muy sencilla: se hace una mezcla de arcilla y se pone en el horno a altas temperaturas. El ladrillo sale del horno firme y perfecto para la construcción. Hace miles de años que se usa el ladrillo para construir. Se menciona su uso en el Antiguo Testamento, durante la construcción de la torre de Babel,

Si buscas en Génesis 11:3-4 leerás: «Un día se dijeron unos a otros: “Vamos a hacer ladrillos y a cocerlos en el fuego". Así, usaron ladrillos en lugar de piedras y asfalto natural en lugar de mezcla. Después dijeron: "Vengan, vamos a construir una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo. De este modo nos haremos famosos y no tendremos que dispersarnos por toda la tierra"». Qué historia tan triste.

¿Sabes? Las cosas no son buenas ni malas en sí mismas, sino que depende del uso que les demos. El ladrillo es un gran invento, pero no si se usa para querer ser famoso o para ir contra la voluntad de Dios. Estas personas lo utilizaron para alimentar su orgullo y vanidad. Querían ser como dioses. Sin embargo, Dios quiere que todo lo que hagamos sea para servirlo y amarlo a él, cada día más. «Lo mismo si comen, que si beben, que si hacen cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios» (1 Corintios 10:31).

Desafío: Escribe una lista de las actividades que realizas. Luego encierra cada palabra dibujando un ladrillo. Así comprenderás cómo cada acción construye tu vida.