Regresar

¿Cómo puedo ayudar a otros?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«El Señor es quien te cuida; el Señor es quien te protege, quien está junto a ti para ayudarte». Salmo 121:5

Hay muchas formas de ayudar a los demás. Puedes ayudar en la casa con las tareas; puedes ayudar en la escuela a algún compañero al que le falten útiles o que no entienda la tarea; puedes ayudar a una persona anciana en la calle que tiene dificultades; puedes ayudar a una mascota que está herida... Lo que importa es estar dispuesto a ayudar. Dios nos mostrará la mejor forma de hacerlo, y estará contentísimo cuando lo hagamos.

En Jope había una mujer muy conocida por todos, no por su belleza ni por su dinero, sino porque ayudaba mucho. Se llamaba Tabita. Un día, esta mujer se enfermó y, aunque había personas que la cuidaban, murió. Mientras unos lloraban, otros recordaron que Pedro estaba cerca de allí y le pidieron que viniera sin demora. Cuando Pedro llegó a la casa, le hablaron de Tabita. Él se arrodilló al lado de ella y oró a Dios. Luego la llamó y ella abrió los ojos (ver Hechos 9:36-43).

¡Qué importante es ayudar sin demora! Dios actúa así con nosotros, él nos ayuda a cada momento y sin tardar. ¿Qué tal si tú ayudas hoy a los demás? Ya verás que te va a encantar la experiencia, porque te va a hacer feliz. «El Señor es quien te cuida; el Señor es quien te protege, quien está junto a ti' para ayudarte» (Salmo 121:5).

Desafío: Así como Dios nos ayuda en todo momento, busca a quien puedas ayudar y hazlo sin demora.