Regresar

¿Qué es un secreto?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Atiende a mi sabiduría, hijo mío; presta atención a mi inteligencia Así sabrás ser discreto y podrás hablar con conocimiento». Proverbios 5: 1-2

¿Tienes secretos? O sea, ¿hay cosas que tú sabes, de ti o de otra persona, que no le has contado a nadie? ¿O alguna información que solamente saben otra persona y tú? Eso es tener secretos. Y aunque parezca que tener secretos es malo, no tiene por qué ser malo. Lo que sí sería malo es tener un secreto que perjudica a alguien. Pero si no le hace daño a nadie, no es malo ser reservado y guardar ciertas cosas para uno mismo.

¿Conoce Dios nuestros secretos? Sí; él lo conoce todo. ¿Tiene Dios secretos con nosotros? Sí: él no tiene que revelarnos todo. Algunas cosas, él nos las ha revelado, pero otras, no. Por ejemplo, el día y la hora en que vendrá Jesús a buscarnos, eso no lo ha revelado. Ese es un gran secreto que solo el Padre conoce. ¿Cómo lo sé? Porque lo dice la Biblia: «En cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni aun los ángeles del cielo, ni el Hijo. Solamente lo sabe el Padre» (Mateo 24:36).

Si bien no sabemos cuándo va a volver Jesús, sí podemos comunicar a los demás que, un día, volverá. Esto no debemos guardarlo como un secreto. ¿Por qué? Porque es una noticia que transmite alegría y esperanza, ¿y quién no quiere estar alegre? «Atiende a mi sabiduría, hijo mío; presta atención a mi inteligencia. Así sabrás ser discreto y podrás hablar con conocimiento» (Proverbios 5:1-2).

Desafío: Visita a un vecino y dile que Jesús va a volver.