Regresar

¿Hay que utilizar los dones que Jesús te da?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Si, vengo pronto, y traigo el premio que voy a dar a cada uno conforme a lo que haya hecho». Apocalipsis 22: 12

Los  pañuelos de papel se venden desde 1925. Los inventó la empresa Kleenex, que antes de hacer pañuelos de papel vendía celulosa. Alguien de la empresa Kleenex se fijó en cómo los actores de Hollywood usaban las toallitas desmaquilladoras de papel para sonarse la nariz, y se le ocurrió la idea de hacer pañuelos de papel. Así que invirtieron el dinero que habían ganado con la celulosa en hacer pañuelos de papel. De una idea sencilla, de una empresa pequeña, surgió un negocio multimillonario.

Esto me recuerda a una parábola que contó Jesús (Lucas 19: 11-27). Un hombre rico tuvo que viajar a un país lejano y antes de partir entregó mucho dinero a cada uno de sus siervos para que lo invirtieran. Cuando el hombre regresó, le preguntó a cada siervo qué había hecho con el dinero que le había entregado. Los dos primeros lo habían invertido y ahora tenían mucho más; pero el tercero no había hecho nada con él. Desperdició lo que le habían dado. Jesús está diciendo que espera que usemos los dones que nos da, para que nuestra capacidad e influencia sean cada vez mayores.

Pronto Jesús volverá y es su deseo que compartamos su mensaje con todo el mundo. Utilicemos nuestros dones, nuestra influencia, para hacer crecer y desarrollar su reino. «Sí, vengo pronto, y traigo el premio que voy a dar a cada uno conforme a lo que haya hecho» (Apocalipsis 22: 12).

Desafío: Escribe tu versículo favorito cinco veces en cinco papeles. Busca a cinco personas y entrégales un versículo a cada una.