Regresar

¿Quiénes son nuestros vecinos?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Así pues, hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes; porque en eso se resume la ley» Mateo 7: 12.

¿Qué es exactamente un «vecino»? Si buscas la palabra en el diccionario verás que significa «persona que vive en el mismo edificio, pueblo o vecindario que otra, pero en casas separadas». Ahora que ya sabes exactamente quiénes son tus vecinos, ¿crees que es importante que te lleves bien con ellos? Por supuesto que es importante, porque Jesús quiere que tengamos buenas relaciones. Esta es la única forma de dar buen testimonio del amor de Dios.

En la Biblia vemos muy claramente la importancia que Dios le concede a ser un buen vecino. Ya en el libro de Éxodo, en el capítulo 22, leemos las leyes que Dios dio a su pueblo para ayudarlos a ser buenos vecinos. Entre esas leyes de convivencia se encuentran, por ejemplo, que hay que reparar cualquier daño que causes a la propiedad de tu vecino, o que no te puedes quedar con nada que no te pertenezca.

Érica, una niña de tu edad, siempre pide prestados los lápices, las tijeras y el pegamento a sus compañeritos de clase. Pero a la hora de devolverlos, bueno, esa hora nunca llega. O si llega, lo devuelve todo en mal estado. Érica tiene esa mala costumbre. Así que, como te imaginarás, ya nadie quiere prestarle nada. Eso es lo que sucede cuando no respetas los derechos de tu vecino. «Así pues, hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes; porque en eso se resume la ley» (Mateo 7: 12).

Desafío: Prepara una lista de las cosas que te han prestado y la fecha para poder devolverlas a tiempo y no olvidarte.