Regresar

¿Por qué a los perros guía los llamamos "Lazarillos"?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Yo te guiaré continuamente». Isaías 58: 11

¿Has oído alguna vez la palabra «Lazarillo» para referirse a los perros que guían a las personas ciegas? Así es como se les llama en español, «perro lazarillo» o «perro guía». Es muy interesante el origen de esta expresión, porque tiene que ver con un niño. Verás, hay una novela que se escribió hace muchos años, cuyo protagonista es un niño llamado Lázaro. Este niño tiene un amo que es ciego, y él se encarga de guiarlo. Esa novela, El Lazarillo de Tormes, tuvo tanto éxito que la palabra pasó a ser usada por la gente hasta el día de hoy. ¿Y qué es exactamente lo que hace un perro lazarillo? Guiar a su amo, o sea, acompañarlo a los lugares, y ayudarlo en las tareas del hogar.

El pueblo de Israel tuvo una especie de «lazarillo», solo que no era un perro. Era una nube por el día y una columna de fuego por la noche. Pero, en realidad, era la presencia de Dios con ellos. Cuando Dios nos guía, es imposible perder el norte, porque siempre estamos donde tenemos que estar.

¿Sabes una cosa? Para que Dios nos guíe, tenemos que tomar primero una decisión. Tenemos que decidir si queremos entregarle nuestra vida o no. Si la decisión es que sí, entonces él nos promete: «Yo te guiaré continuamente, te daré comida abundante en el desierto, daré fuerza a tu cuerpo y serás como un jardín bien regado, como un manantial al que no le falta el agua» (Isaías 58:11).

Desafío: Ora a Dios para que te acompañe en cada paso que des. Escribe tu oración en un papel y guárdala en tu Biblia.