Regresar

¿Qué diferencia hay entre las estalactitas y las estalagmitas?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«El prudente ve el peligro y lo evita; el imprudente sigue adelante y sufre el daños». Proverbios 22:3

¿Has estado alguna vez en una cueva? Entonces sabrás que les un lugar con bastante humedad. Pues bien, esa humedad se convierte en gotas de agua, que van cayendo desde el techo hasta el suelo, dejando a su paso un reguero de calcita. Esa calcita se va quedando sedimentada en el techo y, cuantas más gotas de agua caigan, más calcita quedará. Esos sedimentos de calcita son las estalactitas. Y las gotas que han caído al suelo, fueron depositando también calcita en el suelo, hasta convertirse en figuras llamadas estalagmitas. La diferencia entre las dos, por lo tanto, es que unas se forman en el techo y las otras en el suelo.

La Biblia cuenta una historia muy interesante que sucedió en una cueva, en la que tal vez había estalactitas y estalagmitas, eso no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que David estaba huyendo del rey Saúl, porque este quería matarlo. Así que se escondió con sus hombres en una cueva. ¡Pero el rey entró en esa cueva porque tenía ganas de hacer pipí! David, que pudo matar al rey en ese momento, no lo hizo, pero le cortó un pedazo de su capa para demostrarle que, aunque podía haberlo matado, no lo hizo porque eso desagrada a Dios.

Andar por cuevas es peligroso; hacer daño a las personas es peligroso. Sigamos el consejo de la Biblia: «El prudente ve el peligro y lo evita; el imprudente sigue adelante y sufre el daño» (Proverbios 22:3). Sé prudente.

Desafío: Pide a Jesús que te ayude a ser siempre prudente.