Regresar

¿Por qué es importante el equilibrio?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Vivan en armonía unos con otros. No sean orgullosos, sino pónganse al nivel de los humildes. No presuman de sabios». Romanos 12:16

Hoy vamos a comenzar haciendo una actividad. Agarra un libro y póntelo en la cabeza, abre los brazos en cruz y camina en línea recta sin que el libro se caiga. ¿Cuántos segundos has aguantado? Esta actividad es un juego de equilibro, porque se trata de mantener en equilibro el cuerpo y el libro de manera que este no se caiga.

¿Qué es eso del equilibrio? Pues es dominar la postura de nuestro cuerpo de tal manera que nos permita no caernos o que no se nos caiga algo. Pero la palabra «equilibrio» tiene otro significado no relacionado con lo físico, sino con el carácter. Se dice que son equilibradas las personas que no se van a un extremo en sus opiniones, en sus hábitos o en su comportamiento. Extremos serían, por ejemplo, comer tanto que uno no puede levantarse, o tan poquito que no tiene fuerzas; comunicarse gritando de manera que la gente se agobia, o tan bajito que nadie te escucha; dormir tantas horas que se te pasa el día, o tan poquitas que en la escuela te quedas dormido.

El rey Salomón observó que para tener equilibrio hay que amar a Dios. Ese amor no solamente nos dará equilibrio, sino también justicia, prudencia e inteligencia (Proverbios 1:3-7). Ser equilibrado es estar en armonía con los demás. «Vivan en armonía unos con otros. No sean orgullosos, sino pónganse al nivel de los humildes. No presuman de sabios» (Romanos 12:16).

Desafío: Vuelve a caminar con el libro en la cabeza mientras repites el versículo de hoy.