Regresar

¿Cómo puedo jugar sin hacer trampas?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Lo que se quiere del hombre es lealtad; más vale ser pobre que tramposo». Proverbios 19:22

Jugar con amigos y compañeros es muy bueno, pero si tu fama es de tramposo en el juego, pronto ellos se van a ir y no van a querer jugar más contigo. Cuando juegues, ten una actitud positiva, con el simple motivo de jugar y divertirte, sin dañar o engañar a nadie. No pienses que debes ganar sí o sí; piensa en disfrutar del juego y de la compañía de tus amigos. El que no sabe perder aleja a los amigos.

Jacob quería irse con su familia a la tierra de su padre y habló con su suegro para que le diera lo que le correspondía. Pero este era muy astuto, siempre quería sacar ganancia de todo. Entonces Jacob le propuso separar todos los corderos negros y todas las cabras moteadas y rayadas. Cuando Labán aceptó, les dijo a sus hijos que retiraran ese grupo de animales. Aparentemente, Jacob empezó de cero otra vez, pero lo que no sabía el suegro era que su yerno conocía algunas técnicas para tener esa clase de ganado. Y Dios lo bendijo en gran manera. Lee la historia completa en la Biblia, en Génesis 30:25-43.

Jacob había sufrido demasiado por ser tramposo y ahora quería hacer las cosas como Dios quería. ¿Y tú? «Lo que se quiere del hombre es lealtad; más vale ser pobre que tramposo» (Proverbios 19:22).

Desafío: ¿Vas a jugar? Ora a Dios para que seas leal con tus amigos.