Regresar

¿Qué significa ser un buen mayordomo?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Ya que fuiste fiel en lo poco, te pondré a cargo de mucho más Entra y alégrate conmigo». Mateo 25:23

¿Sabes qué es un mayordomo? Es la persona encargada de cuidar la casa y las posesiones de otro. Hoy vamos a hablar de un mayordomo de palacio; su nombre era Sebná.

Sebná administraba los tesoros de un rey, y esa era una posición muy influyente. Aquella era una época difícil, en la que no se podía malgastar el dinero y en la que, por sobre todas las cosas, había que ser fiel a Dios. Sin embargo, Sebná mandó hacer para sí mismo un sepulcro cavado en la roca. Esto llevó mucho tiempo y costó mucho dinero. Pero a él no le importó, porque era una persona orgullosa y deseaba mostrar su poder y su gloria ante todos. Estas cosas no agradan a Dios, por eso envió al profeta Isaías, para que le diera un mensaje muy duro a Sebná. Por haber mandado a derrochar tanto dinero en un sepulcro para sí mismo, Dios hizo que perdiera su puesto y que tuviera que irse lejos. Lee esta historia en Isaías 22: 15-19.

A lo mejor al leer el título de la reflexión de hoy has pensado: «Pero yo no soy un mayordomo»... No, pero sí. O sea, no te dedicas a administrar los bienes de otra persona, pero sí eres mayordomo de los tesoros que Dios te entregó al nacer: tu tiempo, tu cuerpo, tus capacidades y tu dinero. Sé responsable al usarlos, para que Jesús te diga un día: «Muy bien, eres un empleado bueno y fiel; ya que fuiste fiel en lo poco, te pondré a cargo de mucho más. Entra y alégrate conmigo» (Mateo 25:23).

Desafío: Escribe las actividades de tu día. Antes de dormir, tacha las que hiciste. Así serás un buen mayordomo de tu tiempo.