Regresar

¿Qué es un manantial?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Les he escrito también a ustedes, jóvenes, porque son fuertes y han aceptado la palabra de Dios en su corazón, y porque han vencido al maligno». 1 Juan 2:14

Se llama manantial a una fuente de agua natural, es decir, al lugar donde nace o del que brota agua, bien sea en la tierra o en las rocas. Pero ¿sabes? A veces los manantiales se secan; eso significa que, donde antes brotaba agua, ahora ya no brota. Hay un relato de la Biblia en el que sucede esto, pero al revés: donde no brotaba agua, comenzó a brotar, gracias al poder de Dios.

La historia tiene como protagonista a Sansón, ese hombre al que Dios había dado una fuerza descomunal. Pues resulta que, en una ocasión, los filisteos le estaban siguiendo los pasos porque querían capturarlo, para librarse de él de una vez por todas. Pero Sansón, con una quijada de asno, destruyó a los filisteos porque Dios le dio la victoria. Inmediatamente después, a Sansón le dio una gran sed, pero no tenía dónde beber, así que le dijo a Dios: «¿Cómo es posible que me hayas dado esta victoria tan grande, para ahora dejarme morir de sed?» (Jueces 15: 18). Inmediatamente Dios creó un manantial, y Sansón bebió toda el agua que necesitó (ver Jueces 15:19). · Sansón no tenía a nadie que lo ayudara excepto a Dios. En cambio tú sí tienes ayudantes para enfrentar cualquier problema: tus padres, tus hermanos y familiares, tus amigos y, por supuesto, Jesús. Cuenta con todos ellos para lo que sea. «Les he escrito a ustedes, hijitos, porque han conocido al Padre. Les he escrito a ustedes, padres, porque han conocido al que ya existía desde el principio. Les he escrito también a ustedes, jóvenes, porque son fuertes y han aceptado la palabra de Dios en su corazón, y porque han vencido al maligno» (1 Juan 2: 14).

Desafío: Recorta un rectángulo de una cartulina. Escribe el versículo de hoy, pintalo y pégalo en la heladera de tu casa.