Regresar

¿Por qué gatean los bebés?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Confía en el Señor y haz lo bueno, vive en la tierra y mantente fiel». Salmo 37:3

«Gatear», es decir, andar como los gatos, es lo que hacen los bebés antes de empezar a caminar. ¿Por qué? Porque eso les va fortaleciendo los músculos de las piernas, entrenándolos para que puedan sostenerse en pie y echar a andar. Pero hoy no vamos a hablar precisamente de gatear, sino de las primeras tres letras de esa palabra: GAT.

En la Biblia, Gat era una ciudad filistea. Y precisamente de ahí, de Gat, era un hombre llamado Itaí. Este extranjero formaba parte de la guardia real de David, el rey de Israel, a pesar de que él no era israelita sino geteo. Cuando el rey tuvo que salir de Jerusalén para que su hijo Absalón no destruyera la ciudad, Itaí decidió acompañarlo y formar parte del ejército de Israel. Itaí fue tan fiel que llegó a ser uno de sus principales oficiales, a pesar de que era extranjero. David le dio la oportunidad de irse para no padecer con un pueblo que no era el suyo, pero él decidió seguirlo y correr su misma suerte. ¡Qué hombre tan fiel! Esta historia tan bonita de fidelidad la puedes leer en 2 Samuel 15: 19-22.

¿Y tú? ¿Eres fiel a tus amigos, a tus padres, a la gente que te quiere? Y sobre todo, ¿eres fiel a Jesús? Nosotros podemos ser fieles a Dios y cuidar que las enseñanzas de su Palabra ayuden a otras personas. Y cuando él venga a buscarnos, formaremos parte, no de su ejército, sino de su pueblo redimido. «Confía en el Señor y haz lo bueno, vive en la tierra y mantente fiel» (Salmo 37:3).

Desafío: Subraya con color, en tu Biblia, el versículo de hoy. Dibuja rayitos de sol para destacarlo mejor.