Regresar

El ejemplo eficaz

Play/Pause Stop
«Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habito primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también (2 Timoteo 1:5).

El Dr. Christopher Trotter, investigador de la Universidad de Monash en Melbourne (Australia), es un experto internacional en el aprendizaje vicario o por imitación. La mayoría de sus estudios los ha llevado a cabo con poblaciones reclusas. En lugar de utilizar los métodos tradicionales (premios, castigos, amenazas e incentivos), cuyos resultados son generalmente pobres con presidiarios, Trotter comenzó a usar el método del aprendizaje vicario o por imitación. Pronto, este sistema se extendió por muchas instituciones penitenciarias.

¿Cómo funciona el aprendizaje vicario? Los funcionarios de prisiones despliegan conductas tales como llegar a tiempo a las citas, ser honrados y fiables, acabar lo que empiezan, respetar los sentimientos de los demás, demostrar empatía hacia los sufrientes, expresar ideas en contra de la conducta delictiva y a favor de la amistad con los no delincuentes, exaltar las ventajas de la vida familiar y del valor del trabajo, interpretar positivamente las intenciones de las otras personas y mencionar las buenas consecuencias de vivir acorde con la legalidad. Los resultados son uniformes: los reclusos tienden a copiar estas conductas de forma generalizada. Funciona tanto en los presos con penas leves como con los de penas elevadas, tanto en hombres como en mujeres. En suma, el buen ejemplo, sin necesidad de sermones o amenazas, produce en los participantes una conducta mejor que en los otros presos no expuestos al buen ejemplo.

Según indica la Biblia, las conductas morales, las creencias, los valores y la fe también pueden transmitirse por medio del aprendizaje vicario. El texto de hoy es una muestra. En pocas palabras el apóstol Pablo manifiesta al joven Timoteo que él es el producto del ejemplo de un ambiente espiritualmente rico. Sin duda el muchacho observó la conducta de su madre Eunice y de su abuela Loida. Esas mujeres debieron ser muestras magníficas de oración y de acción, dando gloria a Dios y apoyando a sus prójimos en las necesidades materiales y espirituales. Desde muy niño, Timoteo debió presenciar atentamente su ejemplo, imitándolas durante el resto de su vida.

Si tienes hijos, recuerda que el efecto de tu ejemplo es más eficaz y duradero que las razones lógicas y contundentes. Muestra hoy una conducta ejemplar ante los demás miembros de tu familia o círculo social y observa como el Señor bendice los resultados.

Febrero 23 Familia

Matutina para Android