Regresar

La pareja perfecta

Play/Pause Stop
«Entonces Dios el Señor formó al hombre de la tierra misma, y sopló en su nariz y le dio vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente». Génesis 2:7

-Dios creó nuestro hermoso mundo con un fin, que se vio manifestado al sexto día cuando creó al hombre. Se tomó el tiempo de formarlo y darle su soplo de vida. Así fue como Adán llegó a convertirse en un ser viviente.

—¿Qué pensaría Adán cuando se vio en ese bello mundo rodeado de tantos animales? -preguntó Mateo.

-Dios le pidió que pusiera nombre a cada animal —continuó el padre—, fue entonces cuando se dio cuenta de que todos los animales tenían un compañero, ¡pero él estaba solo! Así que Dios decidió dormirlo para formar a una mujer de una de sus costillas. Cuando Adán despertó, vio a su lado a la bellísima Eva. Los dos formaron la primera y la única pareja perfecta que ha habido en este mundo, porque fueron creados antes de que entrara el pecado.

-La Biblia dice que Dios creó al ser humano a su imagen y semejanza —comentó Susana—. ¿No es maravilloso?

-Esa es la mejor evidencia de que fuimos hechos por Dios, no somos el resultado de la evolución, como dicen algunas personas -respondió el papá-. La Biblia dice claramente cómo fuimos creados.

-Eso es lo que también me han enseñado en la escuela, que Dios creó el mundo y todo lo que hay en él —volvió a hablar Susana.

-Gracias a Dios que no procedemos del mono, como algunos creen, ni de ningún otro animal —afirmó Mateo.

-Debemos agradecerle a Dios por la forma en que nos creó -finalizó el papá.

Tu oración:Querido Dios, gracias por habernos creado a tu imagen.

¿Sabías qué?

Adán y Eva son los únicos seres humanos que nunca fueron niños.

12 de enero

Matutina para Android