Regresar

La torre de Babel

Play/Pause Stop
«Después dijeron: “Vengan, vamos a construir una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo"». Génesis 11:4

-Dios escogió a Noé para una misión que cumplió fielmente - inició el padre. Cuando pasó el Diluvio decidieron establecerse cerca del arca. Pero los hijos de Noé, Sem, Cam y Jafet, poco a poco se fueron multiplicando y, lamentablemente, de nuevo la gente empezó a desobedecer a Dios. Los descendientes de Cam se apartaron de Dios y les molestaba vivir cerca de los que sí lo amaban, así que decidieron irse a otro lugar; escogieron la llanura de Sinar, una tierra hermosa y muy fértil que era regada por el río Éufrates. Al llegar allí, decidieron construir una torre tan alta que pudiera llegar hasta el cielo. Hicieron los planos e iniciaron el desafiante proyecto. La torre empezó a construirse e iba creciendo rápidamente; las partes terminadas fueron habitadas por los mismos constructores y había habitaciones dedicadas y adornadas para sus dioses. El proyecto era un monumento para que se recordara su fama en las siguientes generaciones.

—No me imagino lo hermosa que era la torre que deseaban construir -comentó Mateo.

-Era muy imponente porque era la manifestación de su orgullo y de su desafío a Dios -dijo el padre—. En ese tiempo todavía se hablaba el mismo idioma, pero un día, la construcción se detuvo de repente. Sucedió que no se entendían unos a otros. Unos pedían una cosa y les daban otra; terminaron discutiendo, peleando y decidieron separarse. Fueron haciendo grupos entre los que hablaban el mismo idioma. Y no fue casualidad, sino la intervención de Dios. Fue Dios quien confundió su lengua, para que se separaran y se establecieran en diferentes lugares. El problema es que, cuando nos alejamos de Dios, pensamos en cosas malas. En cambio, cuando leemos la Biblia y hablamos con Dios todos los días, él nos ayuda a pensar en lo bueno -concluyó el papá.

Tu oración:Querido Dios, ayúdame a no alejarme nunca de ti.

¿Sabías qué?

La Biblia está traducida a más de dos mil idiomas y dialectos.

18 de enero

Matutina para Android