Regresar

Jehová es el único Dios verdadero

Play/Pause Stop
«Ya vestidos y calzados, y con el bastón en la mano, coman de prisa el animal, porque es la Pascua del Señor». Éxodo 12:11

-Continuemos con la emocionante historia que hemos venido contando estos días -dijo el padre—: «Por fin llegó el momento de salir de Egipto. Dios me dio instrucciones para que le dijera al pueblo cómo celebrar la Pascua. Sería la primera vez, y de allí en adelante debíamos celebrarla como un recordatorio de nuestra liberación. Cada familia debía sacrificar un cordero o cabrito y untar su sangre en el marco de la puerta de su casa. De esa manera, el ángel destructor pasaría de largo. Si alguna familia no lo hacía, sufriría la muerte de su primogénito. Así que todos siguieron fielmente las instrucciones. El día indicado se sacrificó el cordero, se asó, se acompañó con pan sin levadura y hierbas amargas. No debía quedar nada, así que lo que quedó se quemó. Todos estábamos listos para emprender la marcha, pero debíamos permanecer en nuestras casas esperando la orden de salida.

»Era la medianoche cuando se empezaron a escuchar lamentos en los hogares egipcios a causa de la muerte de los primogénitos. Incluso en la casa del faraón, el heredero al trono falleció aquella noche. Esa fue la última plaga. Los siervos del faraón fueron a buscarme para que fuera al palacio. El orgulloso monarca tenía el rostro muy triste. Nos dijo que nos fuéramos de Egipto. Podíamos llevarnos a nuestros niños, nuestro ganado y todo lo que nos pertenecía; además le darían al pueblo oro, plata y ropa.

>>¡Cuánto sufrimiento se hubieran evitado los egipcios si hubieran reconocido al Dios de Israel como el único Dios verdadero! Te animo a mantenerte en el camino a la Canaán celestial».

Tu oración:Querido Dios, gracias porque Jesús es el Cordero que fue sacrificado en mi lugar.

¿Sabías qué?

La Pascua se celebró el día 14 del primer mes del año.

9 de febrero

Matutina para Android