Regresar

El libro de Números

Play/Pause Stop
«Yo enviaré mi ángel delante de ti, para que te cuide en el camino y te lleve al lugar que te he preparado». Éxodo 23:20

El libro de Números también lo escribió Moisés. En él nos cuenta que el pueblo de Israel se encontraba todavía en el Sinaí, donde había recibido de Dios los Diez Mandamientos y otras instrucciones que le ayudarían a ser un pueblo diferente a los demás. Este libro toma su nombre del censo que se realizó en ese lugar. «Censar» es contar el número de personas que hay en un lugar, ¿ven ahora la relación con la palabra «Números»? —preguntó el papá.

-Era un pueblo muy numeroso, como las estrellas del cielo -comentó Susana—; esa había sido la promesa que se le había dado a Abraham.

-En efecto, a pesar de que Abraham solamente tuvo un hijo, su descendencia fue muy numerosa -continuó el padre—. En el libro de Números también se mencionan varios incidentes que marcaron a Moisés en un momento de impaciencia, a causa de tantas quejas del pueblo. Igualmente se habla de la salida de Israel del Sinaí y su llegada a las orillas del Jordán, después de cuarenta años. Tardaron tanto tiempo porque se rebelaron contra Dios y él los castigó. Pero Números también nos muestra cómo Dios les proveyó cuidado y protección cuando fueron fieles a él.

—Dios ha prometido cuidarnos si somos obedientes —comentó Mateo.

-Eso había dicho Moisés al pueblo. Dios deseaba un pueblo obediente, pero fácilmente se les olvidaba todo lo que él había hecho por ellos. En este libro se menciona la misericordia de Dios; a pesar

de cómo eran, él los seguía amando. Así es Dios con nosotros, nos # muestra su misericordia cada día, ¡qué agradecidos debemos estar con él! —finalizó el papá.

Tu oración: Querido Dios, gracias porque nos amas tanto que nos tienes contados, sin que te falte uno de tus hijos.

¿Sabías qué?

Moisés fue el hombre más manso de la tierra.

3 de marzo

Matutina para Android