Regresar

Doce espías

Play/Pause Stop
«Caleb hizo callar al pueblo que estaba ante Moisés, y dijo: "¡Pues vamos a conquistar esa tierra! ¡Nosotros podemos conquistarla!"». Números 13:30

-Al fin, el pueblo de Israel se encontraba cerca de las fronteras de la tierra prometida -inició la mamá esa mañana—. Algunos sugirieron enviar espías para reconocer la tierra. Moisés consultó con Dios y dio la autorización para hacerlo. Dijo que escogieran uno de los hombres principales de cada tribu para que fueran a inspeccionar la tierra. Pronto los doce hombres salieron a la peligrosa misión.

—¡Qué valientes! -comentó Mateo.

-El pueblo esperaba con ansias su regreso —continuó la mamá-.

Pasaron cuarenta días cuando por fin los vieron llegar. La voz se corrió rápidamente y el pueblo salió a recibirlos. Estaban asombrados de que todos estuvieran bien y, sobre todo, al ver la muestra de frutas que crecían en aquellos lugares. Dos hombres cargaban un racimo de uvas grande y pesado.

-No me puedo imaginar eso -comentó Mateo.

-El informe que dieron era cierto -siguió hablando la mamá—.

Dios había dicho que los introduciría a una tierra en la que fluía leche y miel, refiriéndose a la abundancia y riqueza que había en aquel lugar. El racimo de uvas era una prueba de ello.

-Se me antoja comer uvas -comentó Susana.

-Todos guardaron silencio para escuchar el informe, pero el informe fue negativo. La mayoría de los espías dijeron que eran tierras muy peligrosas, habitadas por hombres muy fuertes y que las ciudades estaban fortificadas, así que no podrían conquistarlas. Solo Caleb y Josué animaron al pueblo a seguir adelante y conquistar aquella tierra, porque Dios los acompañaría y no tenían nada que temer. Nosotros no debemos temer ante los gigantes de este mundo porque Dios está para ayudarnos a conquistarlos. Debemos confiar en él -concluyó la mamá.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías qué?

Los descendientes de Anac eran gigantes y habitaban en Canaán.

6 de marzo

Matutina para Android