Regresar

Moisés contempla la tierra prometida

Play/Pause Stop
«Nunca más hubo en Israel otro profeta como Moisés, con quien el Señor hablara cara a cara». Deuteronomio 34:10

-Moisés dio entonces sus últimas palabras de recomendación -comenzó a hablar la mamá-, y quiero mencionarles un párrafo que me llamó la atención de la escritora Elena G. de White: «Para grabar más profundamente estas verdades en la mente de todos, el gran caudillo las puso en versos sagrados. Ese canto no fue solamente histórico, sino también profético. Al paso que narraba cuán maravillosamente Dios había obrado con su pueblo en el pasado, predecía los grandes acontecimientos futuros, la victoria final de los fieles cuando Cristo vuelva con poder y gloria. Se le mandó al pueblo que aprendiera de memoria este poema histórico y lo enseñara a sus hijos y a los hijos de sus hijos. Debía cantarlo la congregación cuando se reunía para el culto, y debían repetirlo sus miembros individuales mientras se ocupaban en sus tareas cotidianas. Tenían los padres la obligación de grabar estas palabras en la mente susceptible de sus hijos» (Patriarcas y profetas, cap. 42, pp. 444-445).

-¡Qué hermoso se debió haber escuchado ese canto! -exclamó Susana.

—Sí, hermoso —respondió la mamá-. Era más fácil grabar en la mente las verdades eternas con música; por eso Dios le pidió a Moisés que compusiera ese canto para que fuera entonado por el pueblo. Después Moisés se despidió, subió solo al monte y desde allí contempló la tierra prometida. Dios le dio la visión de lo que sucedería en el futuro con el pueblo. Su misión había terminado. El pueblo lloró a su gran líder por muchos días.

-Son tristes las despedidas —comentó Mateo.

-Las despedidas son tristes, pero tenemos la promesa de que pronto no nos separaremos más, por eso debemos obedecer y estar listos para cuando Jesús regrese —terminó la mamá.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías qué?

Nunca más hubo un profeta como Moisés.

20 de marzo

Matutina para Android