Regresar

2 de Samuel

Play/Pause Stop
«¡Cuida, oh Dios, de mí, pues en ti busco protección! Yo te he dicho: "Tú eres mi Señor, mi bien; nada es comparable a ti"». Salmo 16:1-2

-Ayer terminamos el Primer Libro de Samuel con la derrota de los israelitas frente a los filisteos –inició la mamá el culto—; ahora iniciaremos el Segundo Libro de Samuel. Se cree que sus autores fueron los profetas Natán y Gad, aunque lleva el nombre del profeta Samuel, y su muerte se registra en el primer libro. Sin duda, la influencia del profeta Samuel sobre el pueblo de Dios fue muy grande, y a él fue a quien Dios usó para sentar las bases del futuro reino.

-Sí, es cierto, este libro ya no habla de Samuel -comentó Susana.

-Su muerte se registra en el capítulo 25 de 1 de Samuel, así que los que defendían que probablemente el autor también era Samuel, no tenían bases porque murió antes de ver reinar a David.

»El libro nos habla del reinado de David, primeramente, en Judá; porque no todo Israel lo reconoció a él sino a un hijo de Saúl, Is-boset.

No fue hasta que el hijo de Saúl murió que todo Israel se unió para reconocer a David como rey elegido por Dios. Se nos habla de su reinado, de sus batallas, en las que logró grandes victorias librando a Israel de la opresión del enemigo. También de su vida familiar, de los problemas que tuvo con sus hijos, de sus errores (porque los tuvo y fueron muy grandes, hasta el extremo de cometer un crimen). Al mismo tiempo, en este libro leemos el gran amor de Dios por sus hijos, a través de la vida de David. A pesar de sus errores, David se arrepintió de corazón y fue perdonado. Maravilloso es el amor de Dios, que perdona nuestros pecados, ¿no les parece? -terminó de hablar la mamá.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías qué?

Is-boset era el hijo menor de Saúl.

28 de abril

Matutina para Android