Regresar

David por fin es rey

Play/Pause Stop
«David comprendió que el Señor lo había confirmado como rey de Israel, y que había hecho prosperar su reinado en atención a su pueblo Israel». 2 Samuel 5:12

-David amaba a Dios -inició esa mañana el padre el culto-, y al conocer la situación de Israel, sabía que había llegado el momento para el cual había sido ungido, pero no quería tomar una decisión sin ser guiado por el Señor. Consultó a través del sacerdote y Dios le dijo que subiera a Hebrón, que era la antigua posesión de Caleb.

Era un lugar hermoso, lleno de viñedos y árboles frutales. David se dirigió hacia allá con sus hombres y sus familias. Cuando llegaron a Hebrón, los ancianos salieron a recibirlo y a reconocerlo como rey. Pronto lo coronaron, aceptándolo como el monarca que Dios había elegido para sustituir a Saúl. Pero las otras tribus de Israel comandadas por Abner, el jefe del ejército de Saúl, no lo reconocieron como rey, sino que apoyaron a Is-boset para que reinara.

-Qué pena que Israel se dividiera y tuviera dos reyes en vez de uno -comentó Susana.

-La ambición es muy fuerte -continuó el padre-. El reinado de Is-boset no prosperó, porque no había sido designado por Dios y, después, todo Israel se unió para coronar a David como rey de todas las tribus. Desde un principio, David podía haberlos doblegado a la fuerza, pero fue paciente, esperando que Dios lo dirigiera todo. David es un ejemplo de un líder que, aunque sabía que Dios lo había ungido para ser rey, estuvo dispuesto a seguir la dirección de Dios. Eso es lo mejor, dejar que Dios dirija nuestras vidas, porque él sabe lo que nos conviene -finalizó el padre.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías qué?

Melquisedec era el rey de Salem en la época de Abraham. En tiempos de David, esa ciudad se convirtió en Jerusalén.

30 de abril

Matutina para Android