Regresar

El cambio de Salomón

Play/Pause Stop
«Cuando Salomón ya era anciano, sus mujeres hicieron que su corazón se desviara hacia otros dioses». 1 Reyes 11:4

-Salomón reinó sobre Israel cuarenta años –inició la mamá-.

En la primera parte de su reinado se mantuvo fiel a Dios, pero después hizo alianza con los pueblos vecinos y tomó como esposas a hijas de reyes paganos, cosa que Dios había prohibido para que no se apartaran de su ley. Las esposas de Salomón siguieron adorando a sus dioses y les construyeron altares, y como dice el texto de hoy, poco a poco esas mujeres hicieron que Salomón se olvidara de Dios y venerara a sus ídolos.

—¡Qué triste! —exclamó Susana.

-Sí -afirmó la mamá-. Es lamentable saber que aquel hombre tan próspero y sabio se olvidó de que todo lo que era y tenía se lo debía al Dios del cielo. Poco a poco había confiado más en su propia sabiduría, y cuando se dio cuenta, había caído muy bajo. En sus últimos años de reinado, Salomón se volvió un tirano en su trato con el pueblo para poder mantener sus lujos, como consecuencia de haberse apartado de Dios. Además, su ejemplo al adorar ídolos llevó también al pueblo a imitarlo. El rey, a quien todo el pueblo admiraba por su sabiduría, llegó a ser temido por su propia gente. Dios no pasó por alto su comportamiento, le dijo que le iba a quitar el reino para dárselo a otro. Al final, Salomón reconoció su pecado y escribió consejos principalmente dirigidos a la juventud. No cabe duda de que es mejor mantenerse siempre tomado de la mano de Dios -concluyó la mamá.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías que?

A Salomón, Dios lo llamó «edidías», que significa «muy amado de Jehová».

13 de mayo

Matutina para Android