Regresar

Roboam

Play/Pause Stop
«Roboam fue a Siquem, porque todo Israel había ido allá para proclamarlo rey». 1 Reyes 12:1

-Al morir Salomón -inició el papá—, le sucedió en el trono su hijo Roboam, que había recibido muchos consejos de su padre para que gobernara con la sabiduría del cielo. La madre de Roboam fue una amonita. Su carácter no había sido moldeado correctamente, así que cuando fue a Sicar para ser coronado, el pueblo se reunió y le dijo que esperaba que gobernara mejor que su padre, que no los oprimiera tanto, que fuera más justo. Roboam escuchó y les pidió que volvieran en tres días para darles una respuesta. Roboam buscó a los consejeros ancianos de su padre y ellos le recomendaron que escuchara al pueblo.

Sin embargo, a Roboam no le gustó lo que le sugirieron, así que buscó a sus amigos para que le dieran su opinión y ellos le aconsejaron oprimir al pueblo más aún que su padre. Cuando Roboam se lo dijo al pueblo, este se dividió. Diez de las tribus formaron un reino liderado por Jeroboam, llamado reino de Israel; y el otro fue gobernado por Roboam, llamado reino de Judá. Aunque Roboam quiso hacer una guerra para volver a unir al reino, Dios le envió un mensaje para decirle que no lo hiciera.

-¡Qué triste que se dividió el reino! -lamentó Mateo.

-Cuando nos apartamos de Dios, aunque pidamos perdón, vienen las consecuencias de nuestros errores. El reino de Judá se mantuvo fiel a Dios por un tiempo y muchos de las otras tribus se fueron a vivir a Jerusalén para poder seguir adorando al Dios del cielo. Qué lástima que el pueblo no mantuviera la unidad. Solamente en Dios se puede lograr la unidad -concluyó el papá.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías qué?

Roboam fue fiel algunos años, pero al final de su vida adoró a los ídolos.

14 de mayo

Matutina para Android