Regresar

Obras de Dios por medio de Eliseo

Play/Pause Stop
«Llegó un hombre de Baal-salisá llevando a Eliseo veinte panes de cebada recién horneados, y trigo fresco en su morral». 2 Reyes 4:42

—Cierta vez que se encontraba Eliseo en Gilgal -comenzó hablando el papá- con los hijos de los profetas, le pidió a su siervo que preparara comida para todos. El siervo salió a buscar hierbas para preparar un potaje y encontró unas plantas con fruto que parecían de calabaza. Las cortó y las echó a la olla. El caldo se veía rico y empezó a servir a la gente, pero cuando lo probaron gritaron que había veneno en la olla. Eliseo ordenó que le trajeran un poco de harina, la echó a la olla y pidió que siguieran sirviendo. Todos comieron y no les pasó nada malo a ninguno. También en Gilgal sucedió que una vez un hombre fue a llevarle veinte panes de cebada y espigas de trigo tostado.

Cuando Eliseo vio el presente, le dijo a su criado que les sirviera a los cien hombres que había allí. El sirviente dudó porque no era suficiente comida, pero el profeta le dijo que iba a sobrar, y así fue.

»Eliseo visitaba con frecuencia las escuelas de los profetas. En una ocasión en que estaba en una de ellas, le pidieron que los acompañara al Jordán para cortar troncos y construir un lugar donde vivir, porque el que tenían era insuficiente para todos. Eliseo los acompañó y de repente un joven gritó que el hacha se le había caído al río y se había ido hasta el fondo. El joven se dirigió al profeta, le pidió que lo ayudara, pues el hacha no era de él, se la habían prestado. El profeta le preguntó dónde había caído. Luego cortó una vara, la echó al agua y el hacha flotó. Después Eliseo ordenó al joven que la tomara. Dios usó a Eliseo y quiere usarnos a nosotros también —terminó el papá.

Tu oración:_____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías qué?

Incluso muerto, los huesos de Eliseo resucitaron a un muerto.

22 de mayo

Matutina para Android