Regresar

“CRECÍ COMO UNA MALEZA OLVIDADA: DESCONOCÍA LA LIBERTAD, SIN NINGUNA EXPERIENCIA AL RESPECTO".

Play/Pause Stop
"¿Cuánto cuestan dos gorriones: una moneda de cobre? Sin embargo, ni un solo gorrión puede caer a tierra sin que el Padre lo sepa" (Mateo. 10:29, NTV).

HARRIET TUBMAN

Harriet se despertó y vio a dos traficantes de esclavos frente a ella.

-No durará ni un solo día de trabajo-dijo uno.

-No vale ni un centavo -dijo el otro; y ambos se alejaron.

El amo de Harriet quería deshacerse de la niña. No había quedado bien de salud desde la vez en que le arrojó un peso de un kilo y le pegó en la frente. Ahora, de repente se quedaba dormida mientras buscaba agua o cosía.

Día tras día, su amo llevaba compradores a la cabaña de esclavos, pero todos sacudían la cabeza y se iban.

Con el tiempo, la niña se hizo más fuerte. Se propuso ser libre de la esclavitud. Más tarde explicó: "Tenía derecho a una de dos cosas: la libertad o la muerte; si no podía obtener una, tendría la otra".

Llegó el día en que se escapó de la plantación de Maryland donde había crecido y se abrió paso hacia los Estados Libres del Norte. Pero entonces, hizo algo inesperado. Volvió a Maryland, donde su cabeza tenía un precio como esclava fugitiva. Volvió para ayudar a sus padres a escapar. Luego, volvió vez tras vez para ayudar a otras familias a escapar.

Cuando comenzó la Guerra Civil, Harriet trabajó para el ejército de la Unión, primero como cocinera y enfermera, y luego como exploradora armada y espía. Llegó a ser la primera mujer en guiar una expedición armada en la guerra: guio a soldados en una redada que libero a más de setecientos esclavos. Muchos de los hombres liberados se unieron al ejército.

Al término de la guerra, ella trabajó en hospitales cuidando enfermos y heridos. Cada trabajo que Harriet Tubman comenzaba, lo cumplía con energía y determinación. Hoy se la recuerda como heroína. De hecho, hay planes de utilizar una imagen suya en el billete de 20 dólares en los Estados Unidos. Parece que el traficante de esclavos se equivocó cuando dijo que ella no valía ni un centavo. Kim

 

Febrero 09

Matutina para Android