Regresar

"CUANDO DIOS CIERRA UNA PUERTA, SIEMPRE ABRE UNA VENTANA".

Play/Pause Stop
"Pruébenme en esto -dice el Señor Todopoderoso-, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde" (Mal. 3:10).

OSCAR HAMMERSTEIN

Hoy tengo un acertijo. ¿Qué invento antiguo te permite mirar a través de en las paredes? A ver si adivinas...

¡La ventana! Las ventanas son un invento bastante asombroso, ¿no te parece? Te permiten mirar afuera sin tener que salir. Sin ventanas, algunos no sabríamos cuándo quejarnos del clima. Y cuando están cerradas, las ventanas también permiten que entre luz a la casa sin que entre, por ejemplo, el aire frío; algo importante en invierno.

Los seres humanos esperaron mucho tiempo para tener ventanas como las de ahora, porque aún era necesario que alguien inventara las placas de vidrio. Mientras tanto, en China, en Corea y en Japón utilizaban papel para que pudiera entrar un poco de luz, pero no el viento frío. En otros países, usaban piezas aplanadas de cuernos transparentes de animales, y hasta piezas de mármol finamente rebanadas.

Poco después de los días de Cristo, los romanos comenzaron a aplanar pedazos de vidrio, a través de los cuales era difícil ver, pero que aun así permitían que entrara un poco de luz a los hogares. Los paneles de vidrio transparente no aparecieron hasta la época de los peregrinos, en el siglo XIX.

Por supuesto, todos los que podían pagar una ventana la compraban. Entonces, casi inmediatamente, los gobiernos comenzaron a cobrar un impuesto por ellas. En Inglaterra, el impuesto se pagaba si había más de diez ventanas en la casa. Si había más de veinte ventanas, calculaban que estaban bastante bien económicamente, así que cobraban aún más.

¿Qué hizo la gente, entonces? Tapiaron las ventanas con ladrillos para pagar menos. Y se quejaban: "¿Por qué nos están cobrando impuestos por luz y aire?" Así que, luego de 155 años de escuchar las quejas del público, el gobierno decidió obtener su dinero de otro lado.

En la Biblia, las ventanas representan la bondad y la generosidad de Dios para con cada uno de nosotros. Su luz y sus bendiciones brillan sobre nosotros desde las ventanas del cielo. ¡A ver si algún gobierno intenta cobrar impuestos sobre eso! Kim

 

Marzo 04

Matutina para Android