Regresar

“DONDEQUIERA QUE HAYA UN SER HUMANO, HAY UNA OPORTUNIDAD PARA UN ACTO DE BONDAD”.

Play/Pause Stop
"Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones" (Proverbios. 19:17).

LUCIUS ANNAEUS SENECA

Lenny tocó la puerta de una casa rodante estacionada en una zona remota de Arkansas. Una anciana lo invitó a pasar, y él le mostró los libros bíblicos que estaba vendiendo para obtener dinero y continuar sus estudios. Pronto se dio cuenta de que a ella no le sobraba el dinero. Elsie acababa de perder su casa en un incendio. Había logrado escapar con vida, pero no mucho más. Hasta su dentadura postiza se había quemado entre las llamas.

-¿Cómo comes? -preguntó Lenny.

-Tengo que aplastar la comida -respondió ella-. Duele un poco cuando mastico algunas cosas... especialmente el arroz.

Lenny oró con Elsie y se fue. No podía dejar de pensar en lo que debía ser comer arroz sin dientes. Con seguridad, debía haber algún programa del gobierno para ayudar a esta mujer, pensó. Sin embargo, luego de hacer algunas llamadas telefónicas, Lenny se dio cuenta de que todo dependía de él.

Llamó a un dentista cristiano de la zona para averiguar cuánto costaba una dentadura postiza. El doctor Clark trató de ayudar dándole el precio más bajo que podía. Todavía le parecía una cantidad considerable de dinero, y Lenny era solo un estudiante. Pero si usaba algunos ahorros, podría lograrlo.

Lenny hizo los arreglos para que Elsie visitara al dentista, y lo cierto es que nunca extrañó el dinero. Me refiero a que realmente no lo extrañó. Porque, más adelante, recibió un cheque del doctor Clark. Por alguna razón que nadie podía entender, el cheque de la jubilación de Elsie se había duplicado por un mes. Ella sintió que lo correcto era llevarle el dinero adicional al dentista que le había hecho la dentadura postiza.

Han pasado muchos años desde entonces, y Lenny nunca ha olvidado como Dios le devolvió esa bondad. Kim

 

Marzo 06

Matutina para Android