Regresar

“HASTA QUE NO ESTÉS DISPUESTO A HACER EL RIDÍCULO, NUNCA TENDRÁS LA POSIBILIDAD DE SER GRANDE".

Play/Pause Stop
"No me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen" (Romanos. 1:16).

CHER

Cuando Rick Barry entró al equipo de básquet de la secundaria, su padre tuvo una sugerencia: "Intenta que tus tiros libres sean desde abajo".

"No puedo hacer eso", dijo Rick. "Se van a burlar de mí".

Más tarde, Rick cambio de idea. Intentaría hacer un tiro estilo "abuela" en un partido. "La primera vez que lo hice, estaba en Scotch Plains, Nueva Jersey", le dijo Rick al Washington Post. "Escucho gritar a este muchacho de la tribuna: 'Ey, Barry, mariquita, ¿por qué tiras así?' El muchacho que estaba a su lado -recuerdo escucharlo tan claramente como si fuera ayer- le dice: ¿Por qué te burlas de él?  Él nunca falla'. Y eso es lo que importa. No se trata de cómo lo haces. Se trata de si entra o no".

Rick llegó a ser jugador profesional y siguió haciendo tiros libres desde la cintura. Estuvo a la cabeza de la lista de porcentajes de tiros libres de la NBA durante las últimas tres temporadas de su carrera, y terminó en 94,7% en 1979. (Ten en cuenta que el porcentaje promedio de tiros libres de la NBA es del 75 %).

Tirar desde abajo crea un tiro más lento y suave, que tiene muchas más probabilidades de entrar en el aro. Entonces, ¿por qué no hay más jugadores que usen ese tiro? Rick le dijo al Post que entrenó a un jugador anónimo de la NBA para que haga tiros desde abajo hasta que el jugador metió del 80 a 90% de sus tiros libres en los entrenamientos. Sin embargo, este jugador misterioso nunca lo usó en un partido. Le daba demasiada vergüenza.

Wilt Chamberlain, una leyenda del básquet, intentó tirar desde abajo y vio una mejoría importante en su porcentaje de tiros libres. Pero se dio por vencido. "Me siento tonto", escribió Chamberlain en su autobiografía. "Como un mariquita".

A veces, quizá sientas vergüenza de que tus compañeros te vean orando o leyendo la Biblia. Quizá no quieres escuchar música cristiana cerca de ellos. ¿Y si te señalan y se burlan de ti? Cuando te sientas así, quizá te ayude recordar que, cuando estás con Jesús, estas en el equipo ganador. Y nada ayuda más a vencer la vergüenza que ganar. Kim

 

Marzo 13

Matutina para Android