Regresar

"CUANDO APRENDAS A REÍRTE DE LO QUE HAY QUE RE?RSE, YA NO REÍRTE DE LO QUE NO HAY QUE REÍRSE, HABRÁS OBTENIDO SABIDURÍA Y ENTENDIMIENTO”.

Play/Pause Stop
"¿Con qué puedo comparar a esta generación? Se parece a los niños sentados en la plaza que gritan a los demás: 'Tocamos la flauta, y ustedes no bailaron; cantamos por los muertos, y ustedes no lloraron'" (Mat. 11:16, 17).

L. M. MONTGOMERY

-¿Qué es esto? -preguntó Randy, sosteniendo una lata de "Florida Sunshine" [Rayos de sol de Florida] para que su mamá la vea.

-Ah, los Snyder nos trajeron eso después de su viaje a Daytona -dijo ella. Randy la sacudió.

-Parece vacía.

-Sí-dijo la mamá-. Es solo una imitación, una broma.

Randy pensó que era gracioso que alguien hiciese dinero vendiendo una lata vacía.

Sucede a menudo. Puedes comprar una lata vacía con "agua deshidratada". También puedes obtener latas enlatadas. Abres una lata, y adentro hay otra lata vacía.

Suele haber otro producto enlatado: la risa. Es el sonido de risas que se escucha frecuentemente en los programas de televisión. Tú sabes, cuando algo en realidad no es gracioso pero oyes un montón de gente riéndose a carcajadas. No importa si es obsceno o trillado; el sonido de la risa te dice que es hora de apretarte el estómago porque te vas a desternillar de risa.

No caigas en esta clase de manipulación. Si algún disparate burdo de la televisión te ofende, decide no reírte. No necesitas hacerte eco del sonido de las risas. Y lo mismo se aplica a otros ámbitos. Si en realidad no quieres probar drogas o llevar una vida impura en ningún sentido, aléjate de quienes te están alentando a sumarte a sus malas decisiones.

Al igual que el sonido de las risas, ellos quizá hagan alharaca de lo bien que lo vas a pasar, pero sus promesas solo son como rayos de sol enlatados. Kim

 

Marzo 20

Matutina para Android