Regresar

“EL QUE MONTA EN CÓLERA SIEMPRE CAE MAL”.

Play/Pause Stop
"Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse; pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere" (Santiago. 1:19, 20).

WILL ROGERS

No puedes culpar a Denny por sentirse frustrado. Ayer mismo había estado quitando un montón de ripio del camino cuando su jefe, de la administración de autopistas, le dijo que fuera a cambiar el aceite de un camión.

-¿No debería terminar de quitar este ripio? -preguntó Denny.

-No -contestó el jefe-. Tienes que cambiar el aceite ahora mismo.

Denny dejó la pala clavada en el montón de piedras y se fue a terminar su día laboral debajo de un camión de recolección de basura.

Cuando Denny llegaba al lugar de trabajo a la mañana siguiente, el jefe lo increpó duramente.

-Tienes que mover ese montículo de ripio ahora mismo -vocifero-. Está bloqueando el camino.

Denny podía ver una fila de camiones esperando poder entregar materiales, No lo dijo en voz alta, pero pensó: No te enojes conmigo. Yo quería mover el ripio ayer a la tarde. Al caminar hacia la pila, se enfurecía cada vez más. Cuando llegó, estaba hirviendo de cólera. Tomó la pala por el mango y expresó su enojo lanzándola con el brazo desde atrás de la cabeza, como si fuera una lanza.

Lamentablemente, se había olvidado de algo importante sobre la forma de las palas. Al lanzar la herramienta hacia adelante, la parte más ancha de la pala lo golpeó en la cabeza. Le pegó con fuerza, y cayó de boca sobre el montículo de ripio. Todos los camioneros que estaban observando comenzaron a reírse con tantas ganas que se los escuchaba por sobre el ruido de los motores.

Denny no se hizo mucho daño, y pronto se puso a trabajar. Pero tuvo que oír las burlas de los camioneros que pasaban. Aunque algunos no lo habían visto personalmente, se enteraron por otros camioneros que contaban la historia por las radios de la empresa.

Más tarde, Denny serio del incidente con tantas ganas como los demás. Él no se toma las cosas muy en serio. Lo que sí se toma en serio es su temperamento. Sabe por experiencia cuánta verdad hay en la cita de hoy: "El que monta en cólera siempre cae mal". Kim

 

Marzo 26

Matutina para Android