Regresar

Ester, la reina valiente

Play/Pause Stop
«Para entonces, Ester se había ganado ya la simpatía de todos los que la trataban» (Ester 2:15).

Ester era judía, sin embargo, había nacido en Persia. Cuando sus padres murieron, su primo Mardoqueo, que trabajaba como portero en el palacio real, la llevó a vivir a su casa.

Ester era muy bonita, bondadosa y simpática. Además, amaba a Dios. Cuando el rey buscó a una joven para casarse, ella fue la elegida.

Durante ese tiempo, un hombre de la corte muy malo y envidioso logró engañar al rey para que Creara una ley para matar a todos los judíos. Entonces, Ester oró a Dios y, con gran valor, fue a hablar con el rey para proteger a su pueblo. IY pudo resolver el problema!

¿Y yo?

Dios puede darte valor en los momentos difíciles.

Mi oración para hoy

Ayúdame, Señor, a confiar en ti.

Enero 07

Matutina para Android