Regresar

Cometas en el aire

Play/Pause Stop
«Así como no sabes por dónde va el viento [...] tampoco sabes nada de lo que hace Dios, creador de todas las cosas» (Eclesiastés 11:5).

José y María se fueron de excursión al campo con sus padres, sus tíos y sus primos.

Después de la merienda, el viento comenzó a soplar y su tío dijo:

-Ha llegado la hora de enseñaros las sorpresas que tenemos para hoy.

Dicho esto, sacó de una caja una cometa de papel para cada uno y varios barquitos. Después agregó:

-Si no hay viento, las cometas de papel no vuelan y los barquitos a vela no pueden avanzar en el lago.

Además, les explicó:

-El viento sopla porque el aire caliente y el frío se encuentran y andan uno detrás del otro.

Gracias al viento, aquella tarde se divirtieron mucho.

¿Y yo?

Dios hizo todo bello y maravilloso para nosotros, incluido el viento.

Mi oración para hoy

Muchas gracias, Señor, por el buen viento que sopla moviendo suavemente los árboles.

Enero 16

Matutina para Android