Regresar

El pulpo

Play/Pause Stop
«...para que proclaméis las obras maravillosas de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable» (1 Pedro 2:9, NVI).

El pulpo es animal marino grande y tiene ocho brazos (tentáculos). Cuando se siente amenazado, rápidamente levanta los tentáculos y dispara una especie de tinta negra para poder huir.

También puede cambiar su color y confundirse con el ambiente que lo rodea para desorientar a sus enemigos.

Hay algunos niños que, así como el pulpo, cambian de actitud según el ambiente en el que estén e imitan a sus compañeros para no parecer diferentes a ellos: ven las películas que no son para su edad, dicen palabrotas, gritan...

¿Y yo?

Dios te hizo diferente y especial. No necesitas imitar a nadie.

Mi oración para hoy

Jesús, muchas gracias porque no hay nadie que sea igual a mí.

Febrero 07

Matutina para Android