Regresar

Disfrazadas de mamá

Play/Pause Stop
«Hijo mío, atiende la instrucción de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre» (Proverbios 1:8).

Mamá había permitido a las niñas que usaran algunas de sus viejas prendas para hacer una obra de teatro. Ellas se divertían mucho jugando a las mamás y las princesas.

Pero solo había un par de zapatos de tacón alto y ambas niñas los querían usar al mismo tiempo.

-¿Por qué no ponéis un horario para usar los zapatos? -sugirió la madre.

Así que hicieron el horario y cumplieron con él. Gracias a eso, se lo pasaron de maravilla.

¿Y yo?

Tus padres también pueden ayudarte. Ellos conocen algunas reglas que dan buenos resultados.

Mi oración para hoy

Muchas gracias, Jesús, por las enseñanzas de mis padres.

Febrero 15

Matutina para Android