Regresar

Un mamífero especial

Play/Pause Stop
«No temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo» (Salmo 23:4).

A pesar de que vuela, el murciélago es un mamífero. Y aunque es ciego, no se equivoca en sus rutas de vuelo ni se golpea con los obstáculos.

Dios lo creó con la capacidad de huir de los peligros a pesar de no verlos.

Cuando Jesús está en nuestro corazón, también nos brinda una capacidad semejante a la del murciélago para evitar el mal y los peligros.

¿Y yo?

¿Le pregunto yo a Dios qué debo hacer y por dónde debo ir?

Mi oración para hoy

Ayúdame, Jesús, a evitar el mal y los peligros.

Febrero 19

Matutina para Android