Regresar

La primera familia – II

Play/Pause Stop
«La mujer vio que el fruto del árbol era hermoso, y le dieron ganas de comerlo [...]» (Génesis 3:6).

Un día, un ángel malo llamado Satanás se disfrazó como una linda serpiente y le dijo a Eva que Dios le había mentido:

-El día que comiereis de este fruto seréis iguales a Dios, ¡vais a saberlo todo!

Eva vio que el fruto tenía buen aspecto y confió en la serpiente. Lo tomó y comió. Después convenció a Adán para que también lo probara.

¿Y yo?

¿Haces tú lo mismo que Eva o le pides ayuda a Dios?

Mi oración para hoy

Querido Dios, ayúdame a pensar bien antes de actuar.

Febrero 21

Matutina para Android