Regresar

La primera familia - III

Play/Pause Stop
«El hombre y su mujer escucharon que Dios el Señor andaba por el jardín a la hora en que sopla el viento de la tarde, y corrieron a esconderse de él entre los árboles del jardín» (Génesis 3:8).

En ese mismo instante, Adán y Eva se dieron cuenta de que habían hecho algo malo y sintieron vergüenza. Se taparon con hojas de higuera. Y, cuando oyeron que Dios los estaba llamando, se escondieron.

Dios les dijo que, por haber sido desobedientes, en el futuro iban a sentir cansancio, tristeza y dolor. Ya no iban a vivir para siempre, sino que iban a morir.

Dios les explicó que tendrían que salir del Paraíso.

A la serpiente le dijo que comenzaría a ser un animal repulsivo.

¿Y yo?

Cuando Dios les preguntó qué había sucedido, Adán culpó a Eva y ella acusó a la serpiente.

Mi oración para hoy

Señor, si hago algo malo, ayúdame a reconocerlo y no culpar a otros.

Febrero 22

Matutina para Android