Regresar

La primera familia - IV

Play/Pause Stop
«Por la obediencia de un solo hombre, muchos serán hechos justos» (Romanos 5:19).

Dios creó a Adán y Eva con un buen carácter. Amaban a su Dios y se querían mucho.

Después de comer del fruto prohibido, su carácter se manchó a causa del mal. Por eso nosotros sentimos tristeza, somos desobedientes y nos portamos mal.

Pero Dios prometió a Adán y Eva que enviaría un Salvador a la Tierra. Jesús vino para devolvernos la vida eterna. Jesús fue obediente.

Gracias a Jesús, todos los que 10 aman serán salvos y vivirán para siempre con él.

¿Y yo?

¿Cómo te sientes después de hacer cosas indebidas?

Mi oración para hoy

Muchas gracias, querido Dios, por haber enviado a Jesús a este mundo.

Febrero 23

Matutina para Android