Regresar

La bolsa de refugio

Play/Pause Stop
«Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza» (Salmo 46:1).

La mamá canguro tiene una bolsa donde vive la cría. A veces, sale a jugar un rato a los pies de la madre.

Un día, el cachorro se alejó un poco de su mamá y de pronto vio que se acercaba una feroz águila. Inmediatamente, la mamá golpeó el suelo con la cola para llamarlo. Este corrió y, de un salto, se refugió en su acogedora bolsa. ¡Qué alivio!

¿Y yo?

En una situación de peligro, ¡qué bueno es tener un lugar o una persona que nos proteja!

Mi oración para hoy

Muchas gracias, Señor, por ser un refugio para mí.

Marzo 02

Matutina para Android