Regresar

La capa limpia

Play/Pause Stop
«El que tiene las manos y la mente limpias [...]. El Señor, su Dios y Salvador, lo bendecirá y le hará justicia» (Salmo 24:4-5).

Dios te ha dado una piel extraordinaria, pero quiere que la cuides muy bien. Por eso, necesita que la laves, principalmente las manos, puesto que siempre están tocando cosas y se ensucian con facilidad.

Lávate bien las manos con agua y jabón antes de comer, después de ir al baño y cada vez que estén sucias.

Si no lo haces te puedes enfermar.

¿Y yo?

Lavarte las manos y bañarte te ayuda a cuidar tu salud.

Mi oración para hoy

Señor, ayúdame a cuidar mi cuerpo.

Marzo 06

Matutina para Android