Regresar

La bondadosa Rut

Play/Pause Stop
«¡No me pidas que te deje y que me separe de ti! Iré a donde tú vayas, y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios» (Rut 1:26).

Noemí estaba en un país extranjero hacía muchos años. Después de que su esposo e hijos murieron, decidió regresar a Belén, su tierra. Sin embargo, su nuera, Rut, no quiso que ella fuera sola. Dejó su casa y a sus familiares para acompañar a aquella mujer, que ya era anciana. ¿Y sabes qué? En la tierra de la suegra, ella se casó con un hombre bueno ¡y fue muy feliz!

¿Y yo?

Rut es un ejemplo de dedicación y bondad.

Mi oración para hoy

Muchas gracias por las personas que cuidan a los ancianos con amor.

Marzo 14

Matutina para Android