Regresar

El segundo día de la Creación

Play/Pause Stop
«Que haya una bóveda que separe las aguas, para que estas queden separadas» (Génesis 1:6).

En este día, Dios creó algo que no se ve, pero que nadie puede vivir sin él. ¡El aire! ¿Puedes sentirlo?

Entonces, pídele a tu mamá que conecte el secador del cabello, o también puedes sentirlo cuando vas en tu triciclo. ¡Espectacular! Este aire separó la tierra del cielo.

¿Y yo?

¡Haz la prueba de respirar profundamente! ¡Qué bueno es llenar tus pulmones de aire puro!

Mi oración para hoy

Muchas gracias, querido Dios, por el aire que respiramos.

Marzo 26

Matutina para Android