Regresar

Una mujer bondadosa - II

Play/Pause Stop
«Ella abrió los ojos y, al ver a Pedro, se sentó» (Hechos 9:40).

Un día, sucedió una cosa terrible. Dorcas enfermó gravemente y murió. Entonces, sus amigos llamaron al apóstol Pedro, quien estaba en otra ciudad.

Cuando Pedro llegó a la casa de Dorcas, le contaron lo bondadosa que había sido y cómo la iban a extrañar. Pedro sabía que Dios podía hacer un milagro, así que oró por ella ¡y Dorcas volvió a vivir!

¿Y yo?

¿Sientes que las personas te aprecian porque eres bondadoso?

Mi oración para hoy

Muchas gracias, Jesús, por este milagro de la resurrección de Dorcas.

Abril 16

Matutina para Android