Regresar

El barco más grande del mundo - III

Play/Pause Stop
«Entonces Dios se acordó de Noé y de todos los animales que estaban con él en la barca» (Génesis 8:1).

Durante cuarenta días y cuarenta noches estuvo lloviendo mucho.

Mientras tanto, los animales iban muy tranquilitos en los lugares que se les había asignado dentro del arca.

Cuando Noé sintió que el agua ya había bajado, soltó un cuervo que regresó rápidamente, pues no pudo encontrar donde posarse. Siete días después, soltó una paloma que también regresó. ¡Ah! Pero el ave traía una hojita en el pico.

Noé esperó siete días más y soltó Otra paloma que ya no volvió. La tierra ya estaba seca, así que ya podían salir.

¿Y yo?

Los cuervos y las palomas sirvieron como mensajeros y ayudaron a Noé a saber cuándo podía salir del arca.

Mi oración para hoy

Señor, muchas gracias por haber cumplido la promesa que le habías hecho a Noé.

Mayo 13

Matutina para Android