Regresar

Amigo de los vagos

Play/Pause Stop
"El que labra su tierra se sacia de pan, pero el amigo de vagos no tiene cordura" (Proverbios 12:11).

Antonio era un joven que había aceptado el evangelio a pesar de la oposición de su familia. Valientemente, decidió seguir al Señor y cambiar su vida. Se marchó de su hogar creyendo que Dios iba a proveerle sustento de alguna manera. Pensó que ya no sería necesario trabajar y se dedicó a la vagancia. Anduvo en varias poblaciones visitando creyentes y viviendo en algunos templos donde le permitían dormir. Su actitud lo condujo a meterse en diversos problemas e incluso lo involucró en conflictos legales. Varios pastores hablaron con él en cuanto a su actitud, pero él parecía convencido de seguir igual. Así pasaron los mejores años de su vida en medio de la improductividad y la pérdida de tiempo.

La holgazanería representa uno de los grandes destructores del carácter de un joven. Se trata de una actitud que resulta inaceptable para un cristiano. Ser un vago, indolente y apático no tiene nada que ver con el cristianismo. "Cuando hay abundancia de ociosidad, Satanás trabaja con sus tentaciones para arruinar la vida y el carácter. Si no se enseña a los jóvenes que realicen trabajo útil, sean ricos o pobres, están en peligro; porque Satanás encontrará empleo para ellos según sus propias maquinaciones. Los jóvenes que no son protegidos mediante los principios, no consideran el tiempo como un tesoro precioso, un legado de Dios, por el cual cada ser humano debe rendir cuentas" (Conducción del niño, p. 113).

El tiempo representa la vida. Cada minuto de nuestra existencia fue ganado por Jesús en la cruz del Calvario. De ahí el elemento sagrado del tiempo. En realidad, el carácter se revela a través del uso que hacemos del tiempo. Es un pecado perder el tiempo de manera deliberada.

¿Qué clase de amigos tienes? ¿Son trabajadores, responsables y respetuosos? Si no sabes elegir a tus amigos, vas a sufrir mucho. Un vago cerca de ti te meterá en problemas. Destruirá tus principios morales y te enseñará a perder el tiempo y a asumir actitudes indiferentes ante la vida. Entonces perderás la ilusión por ser mejor y esforzarte por alcanzar tus metas. Tu vida será un constante conformismo y mediocridad en uno de los momentos más productivos de tu existencia.

No, los vagos no ofrecen nada bueno. Mejor aléjate de esas influencias.

Matutina para Android